Los españoles, los más tecnológicos

Prueba de ello, son los más de 31 millones de usuarios de Internet con que cuenta nuestro país, de los cuales 9 millones acceden a la red a través de su Smartphone según la Fundación Telefónica. Por lo tanto, no es de extrañar que las empresas decidan orientar sus estrategias y destinar gran parte de su presupuesto a la web.

España está a la cabeza de Europa en conexión a Internet a través de dispositivos móviles y se ha configurado como uno de los países que cuenta con mayor número de aficionados al comercio electrónico. Las nuevas tecnologías han calado profundamente en la población, lo que demuestra que las personas están dispuestas a adaptarse a los nuevos tiempos con el fin de mejorar su calidad de vida.

El e-commerce, crecimiento incesable
El comercio electrónico en España ha crecido un 23,1 % durante el último año. La empresas que han decidido apostar por ello han visto incrementos importantes en sus ingresos y en retorno de la inversión en un breve periodo de tiempo. CiudadMarket, red social del comercio y del consumo referente en España, afirma que “la inversión en nuevas tecnologías permite establecer una diferenciación de la competencia y la posibilidad de crecer rápidamente a corto plazo”. Por su parte, el gigante Inditex ha facturado más a través de la tienda online de su marca principal Zara que en cualquiera de sus establecimientos, según el portal de finanzas Excite.

Los principales focos de inversión
CiudadMarket manifiesta que el mayor presupuesto dirigido a la tecnología se empleará en el entorno web, las redes sociales y el desarrollo o modernización de aplicaciones móviles. Los dos últimos parecen ser los más innovadores y prometedores, ya que se trata de canales de marketing que propician la comunicación e interacción de los comercios con sus públicos objetivos.

Frente a estas nuevas oportunidades y, a la vez, necesidades del mercado, a las empresas no queda otra que intentar estar al paso bien sea a través de la contratación de un experto en Marketing Digital o bien de los servicios de agencias externas y de portales influyentes. Si el comercio no se plantea un plan de desarrollo tecnológico para alcanzar el mismo nivel del consumidor no será capaz de entenderlo ni de ofrecerle productos y servicios satisfactorios.

Borja Vaqueriza

Anuncios